Agamar Crea Proyecto De Seguridad Para Mariscadoras/es

El primer viaje de la ministra de Agricultura, Pesca y Medio Entorno, Isabel García Tejerina, a Galicia fue más que la anunciada visita institucional a los médanos de Cambados para revisar el duro trabajo del marisqueo que administra una agrupación integrada prácticamente por mujeres. Tras un recorrido en navío para conocer la cadena de producción de mejillón en bateas, García Tejerina abandonó las Rías Baixas con unas concluyente reivindicaciones suscritas por las once cofradías de la ría de Arousa donde le charlan de “una situación lamentable, sin precedentes” que ha provocado más de diez millones de euros en pérdidas.

Acompañada por la conselleira de Medio Rural y también do Mar, Rosa Quintana, la ministra escuchó a pie de playa a la presidente de las mariscadoras y patrona mayor de la cofradía, María José Cacabelos, que calificó de “momentos muy duros” la situación de los bancos marisqueros y solicitó la cooperación de todos para “recuperar los recursos heredados de los ancestros y que ha costado tanto trabajo sostener a flote”.

Como portavoz del ámbito en una de las zonas de pesca y extracción de moluscos más representativa, y una de las que no se ha cerrado al marisqueo, la presidente de la agrupación contó las causas del caiga de la producción, empezando por la mortandad, desde hace un par de años, del berberecho por la infección de un parásito ignoto hasta ese momento, la introducción de especies foráneas como la almeja japónica o bien la perturbación de los ecosistemas por la acción de los embalses provocando descensos de los niveles de salinidad o bien la polución de aguas residuales. “Necesitamos más sacrificios [de la Administración] y todos debemos trabajar unidos pues de esto vivimos miles y miles de familias y deseamos que prosigan haciéndolo nuestros nietos”, afirmó Cacabelos.

También han dicho que están pasando una serie de robos a los almacenes donde son guardados los mariscos y que ya no saben lo que hacer, pues está perdiendo mucho dinero con los robos. Uno de los intentos para contener los robos ha sido solicitar la ayuda de un grupo de cerrajeros de la ciudad de Barcelona que son especializados en todo lo relacionado a la seguridad, ya que en Galicia no hay muchos cerrajeros profesionales y económicos. La empresa de Cerrajeros ha instalado puertas blindadas y cambiado las cerraduras de cada armazém para intentar evitar que los robos a los mariscos sigan perjudicando a las mariscadoras.

Para García Tejerina “el futuro del ámbito pasa por el desarrollo sostenible”, vigilancia más fuerte de los productos y control de los recursos naturales que son “el pan del futuro”. Resaltó el trabajo que se hace en Galicia para supervisar y asegurar los productos que llegan al consumidor, y aseveró que “ahora mismo las bateas son las piscifactorías de mejillón, más ya hay interesantes proyectos de innovación para diversificarse a otras especies”.

Rosa Quintana se mostró persuadida de poder hacer enfrente de la epidemia que padece el berberecho si bien aceptó que no hay un pronóstico sobre en qué momento va a quedar controlada claramente. “Soy optimista por naturaleza y considero que seremos capaces de superar este inconveniente como lo hemos hecho con otros casos de parásitos que han venido de fuera, por servirnos de un ejemplo con la ostra que estaba perjudicada por uno que vino de Francia, y conseguimos que se hiciera resistente a la enfermedad si bien no podemos entregar plazos”, afirmó la conselleira.

Quintana resaltó que en el proceso de mortandad del berberecho influyeron los cambios de salinidad de las ciclogénesis del pasado año, que lo desgastaron y también hicieron más frágil a la enfermedad. “Son ciclos por descensos de salinidad que no se habían registrado ya antes en la historia”, afirmó, “pero este año estoy persuadida de que vamos a tener un repunte de la producción por el hecho de que el invierno no ha sido tan duro”.

Los patrones mayores expusieron a la ministra las primordiales causas del deterioro de los recursos marisqueros, empezando por la polución desmandada de vertidos industriales y familiares o bien pesticidas que se encauzan a la ría y que inciden en la cadena trófica. Asimismo pusieron el acento en la ineficacia de la vigilancia por la parte de la Administración, “lo que provoca”, afirmaron, “la aparición en los mercados de productos de incierta trazabilidad”.

Calificaron el control de la ría de “nulo o bien ineficaz al no ser capaz de contener el avance del furtivismo” y propusieron favorecer un cambio de actitud de la Administración en frente de la imposición de cuotas, periodos de pesca, reglamentos de tallas y empleo de artes tradicionales, como mayor competencia en la administración de las cofradías.

“Miles de familias a lo largo de generaciones han explotado con dignidad los recursos que la ría ha ofrecido a sus gentes, y también industrias como las transformadoras, el comercio o bien el turismo se han nutrido de ella”, apuntaron los portavoces del ámbito. “Somos herederos de una de las rías más productivas del planeta y tristemente, en los últimos tiempos, contemplamos con impotencia el deterioro que asola nuestros recursos y con esto nuestras economías”.

“Señora ministra”, afirmaba el escrito que le entregaron, “con esta carta solo pretendemos poner en conocimiento una situación lamentable, sin precedentes, en nuestra historia (…) Podríamos continuar contando una larga lista de inconvenientes que nos afectan, mas aumentaríamos el desánimo y el desasosiego de nuestras gentes”.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *